Las relaciones diplomáticas entre el Perú e Islandia se establecieron el 14 de noviembre de 1967, efectuado mediante cambio de notas entre las Embajadas del Perú e Islandia en los Estados Unidos de América.


Las relaciones diplomáticas se ejercen por parte del Perú desde nuestra Embajada en Suecia. Adicionalmente, nuestro país dispone de un Consulado ad honorem en Reikiavik. Por su parte, Islandia ha estado representada en nuestro país por su Embajador en Canadá, desde donde ejerce su concurrencia con el Perú: Asimismo, cuenta con un Cónsul Honorario en Lima desde el año 2000.

La reapertura de la Embajada del Perú en Suecia en mayo de 2012, concurrente en Islandia, ha permitido iniciar la implementación de una estrategia que busca, en coordinación con otras instituciones del sector publico peruano, posicionar al Perú en el lugar que le corresponde conforme al crecimiento económico reciente y a las expectativas hacia el futuro. En este contexto, la agenda bilateral que está siendo construida, podría incluir además del fortalecimiento de las relaciones políticas y económicas, cooperación en los ámbitos de energía, geotermia, medioambiente, energías renovables y ecoturismo, entre otros.